Archivo de la categoría: Alta Montaña

1 de febrero de 2020 – Subida al Chullo con raquetas

El pasado sábado 1 de febrero socios del club se desplazaron hasta el puerto de la Ragua para realizar una ruta en raquetas hasta el pico Chullo (2.613m) máxima altura de la provincia de Almería. La jornada comenzó muy temprano, saliendo de Fuengirola a las 5:30h., tras parar a desayunar en Guadix, continuamos hasta el puerto de la Ragua, llegando al mismo al filo de las 9:00h.

Tras preparar el material, comenzamos el ascenso por una primera rampa donde comprobamos que la nieve iba a estar bastante blanda. Tras superar esta primera rampa, continuamos el recorrido subiendo y bajando unas laderas suaves y finalmente llegar a la última rampa que lleva hasta la cima, desde allí algunas vistas, pero el día estaba bastante nuboso y con niebla.

Al llegar a la zona del refugio, paramos para tomar algo y posteriormente continuamos hasta la cima. Al llegar nos recibió con niebla, fuerte viento y frío. Una foto rápida y a comenzar la bajada, ya que la situación no era la mejor para disfrutar de la cima.

Bajamos por la misma ruta, pero tras pasar el refugio comenzó a despejarse el día y disfrutamos de unas buenas vistas de Sierra Nevada, Morrón Sanjuanero, Morrón del Mediodía y Picón de Jeres. Al salir el sol, la nieve transformó rápidamente y la bajada se hizo muy pesada.

Sobre las 14:30h. estábamos nuevamente en el puerto de la Ragua. Un buen día de nieve y raquetas, de las que quedamos bastante cansados.

Os dejamos algunas fotos del día:

21 al 25 de junio de 2019 – Integral de Sierra Nevada

Descripción de la Integral de Sierra Nevada

(Altura Mapa IGN)

Llevábamos algun tiempo rumiando hacer la integral de Sierra Nevada. Al buscar información sobre la misma constatamos la imprecisión en el término de integral; pues la información obtenida más bien se trataba de cruzar la sierra desde El Caballo hasta el refugio de Postero Alto o en sentido inverso. Así que nosotros no queríamos hacer sólo eso.

En dicha búsqueda apareció un término que describía muy bien lo que queríamos: Divisoria de Mares –eje imaginario que atraviesa Sierra Nevada de este a oeste y determina que los ríos viertan sus aguas al Océano Atlántico o al Mar Mediterráneo–. Por consiguiente, cruzaríamos la sierra desde el Puerto de la Ragua hasta el Caballo; para bajar posteriormente a la población de Lanjarón.

Pero además al querer hacerla integral decidimos buscar y consensuar todos los tres miles de Sierra Nevada.

¿Cuántos tres miles hay en Sierra Nevada?

La única respuesta que podemos dar sin meter la pata es ¡muchos!, porque a diferencia del catálogo establecido en Pirineos en Sierra Nevada no se cuenta con un listado oficial.

A falta de un catálogo consensuado de tres miles nevadenses, toda clasificación que hagamos nunca satisfará a todos; unos la considerarán reducida y otros exagerada. Pero hablar sobre tres miles debe partir necesariamente de un listado, cuanto más acertado mejor.

La clasificación “informal” la hemos obtenido a través de diversas fuentes, más el conocimiento propio y compartido de la sierra. Intentando subir a la mayoría de cimas de más de tres mil metros que aparecen en los distintos mapas; y, asignando la toponimia más generalizada respetando la altimetría que aparece en los mapas de IGN.

Al final nos ha salido un número interesante y redondo de tres miles: “cuarenta”. Más un sube y baja de todos los morrones y cerros que separan el Puerto de la Ragua del primer tres mil.

Este es el listado que en un principio queríamos seguir:

  • Puerto de La Ragua ………………………………………….. 2.039 m.
  • Morrón del Hornillo …………………………..……………….. 2.377 m.
  • Morrón Sanjuanero …………………………..……………….. 2.609 m.
  • Morrón del Mediodía ………………………………………….. 2.754 m.
  • Alto de San Juan* …………………………….……………….. 2.786 m.
  • Peñón del Globo ……………………………………………….. 2.768 m.
  • Morrón de Río Chico(Piedras de Pelegrina) …….……………2.611 m.
  • Peñón del Puerto ……………………………………………….. 2.754 m.
  • Cerro del Gallo ………………………….……………………….. 2.912 m.
  • Cerro de Trevélez* ………………..…………………………….. 2.877 m.
  • Piedra de los Ladrones …………..…………………………….. 2.944 m.
  1. Cerro Pelao …………………………………………………….…3.182 m.
  2. Puntal de Juntillas(Las Tres Lindes)….…………………………. 3.143 m.
  3. Picón de Jeres*……………………….……………………………. 3.088 m.
  4. Los Cervatillos(Tajos Negros de Covatillas)……………………. 3.115 m.
  5. Puntal de los Cuartos …………………………………………….. 3.154 m.
  6. Pico de la Justicia(Atalaya)………………………………………. 3.141 m.
  7. Pico del Cuervo……………………………………………………. 3.147 m.
  8. Cerro del Mojón Alto………………………………………………. 3.117 m.
  9. Puntal de Vacares…………………………………………………. 3.144 m.
  10. Puntal de las Calderetas………………………………………… 3.094 m.
  11. Puntal de los Acucaderos…………………………………………3.071 m.
  12. Puntal del Goterón……………………………………………….. 3.241 m.
  13. Alcazaba…………………………………………………………… 3.369 m.
  14. Puntal de la Cornisa………………………………………………3.316 m.
  15. Tajos Colorados……………………………………………………3.296 m.
  16. Peñón del Globo…………………………………………………..3.289 m.
  17. Puntal de Siete Lagunas………………………………………… 3.251 m.
  18. Mulhacén*………………………………………………………… 3.479 m.
  19. Juego de Bolos…………………………………………………… 3.021 m.
  20. Puntal de la Caldera…………………………………………….. 3.222 m.
  21. Puntal de Laguna Larga………………………………………… 3.182 m.
  22. Puntal de Loma Pelá……………………………………………. 3.183 m.
  23. Crestones de Río Seco…………………………………………. 3.121 m.
  24. Raspones de Río Seco…………………………………………. 3.141 m.
  25. Mirador de Ferrer………………………………………………… 3.049 m.
  26. Veta Grande ……………………………………………………… 3.084 m.
  27. Cerro de los Machos ……………………………………………. 3.327 m.
  28. Zacatín……………………………………………………………. 3.323 m.
  29. Campanario………………………………………………………. 3.328 m.
  30. Salón……………………………………………………………… 3.352 m.
  31. Veleta*……………………………………………………………. 3.396 m.
  32. Puntal de Loma Púa……………………………………………. 3.226 m.
  33. Tajos de la Virgen……………………………………………….. 3.239 m.
  34. Tajos del Nevero………………………………………………… 3.198 m.
  35. Loma de Cuerda Alta…………………………………………… 3.157 m.
  36. Pico del Tajo de los Machos…………………………………… 3.086 m.
  37. Cerrillo Redondo………………………………………………… 3.024 m.
  38. Tozal del Cartujo………………………………………………… 3.152 m.
  39. Tajos Altos……………………………………………………….. 3.113 m.
  40. Cerro El Caballo*……………………………………………….. 3.011 m.
  • Lanjarón…………………………………………………………….. 659 m.

*Vértice Geodésico

Tras el estudio pertinente, decidimos que podíamos hacerla en cuatro días más la tarde del traslado de Mijas Costa al Puerto de la Ragua.

Así que tras todos los preparativos de logística decidimos hacerla desde el viernes 21 hasta el martes 25 de junio.

Pero como el viernes era laboral tuvimos que salir un poco más tarde de lo previsto inicialmente; además de añadir los atascos que se forman en tiempos estivales en la costa. Por desgracia llegamos al Puerto de la Ragua sobre la 19:30. Nos cambiamos, cargamos los mochilones y para arriba. Son las 19:45.

Nos da tiempo esa primera tarde a subir el Morrón del Hornillo y Sanjuanero –en este último buscamos un estupendo vivac entre rocas y protegidos del viento; lo malo fue que en torno a medianoche el viento cambió–.

Al día siguiente madrugamos y empezamos nuestro sube y baja de dos miles y pico: Morrón del Mediodía, Alto de San Juan, Peñón del Lobo, Morrón de Río Chico, Peñón del Puerto, Cerro del Gallo y Cerro de Trevélez.

No subimos a la Piedra de los Ladrones porque nos percatamos de un nevero del que fluye agua; justo debajo de Cerro Pelao y ya vamos escasos de ella. Nos refrescamos, descansamos, llenamos y para arriba hasta llegar a nuestro primer tres mil, son ya casi las 16:30 de la tarde.

Desde Cerro Pelao hasta el Puntal de Juntillas y el Picón de Jeres es un pequeño paseo de una hora escasa. Seguimos por los Tajos de Covatillas y llegamos al Puntal de los Cuartos –son ya las 19 de la tarde y constatamos que no vamos a llegar a las lagunas de Calderetas como inicialmente teníamos previsto; así que nos toca vivaquear por allí. Justo lo hacemos debajo del puntal y cerca de un nevero que nos viene de perlas para hacer acopio de agua y preparar cena y desayuno–.

Al día siguiente toca madrugar de nuevo. Subimos al Pico de la Justicia por la cresta de la derecha del Puntal –mucho más entretenida–, bajamos al collado de las Buitreras y nos toca de nuevo subir al Pico del Cuervo. Dejamos las mochilas y nos acercamos a Mojón Alto. Regresamos y cresteamos hasta la base del Puntal de Vacares –lo subimos por la pequeña y fácil trepada que presenta en su cara noreste–.

Seguimos y subimos al Puntal de Calderetas –trepada fácil por su cara suroeste, más si se hace sin mochila–, pasamos por el Puntal de los Acucaderos que en muchos mapas viene como Puntal del Goterón –para nosotros éste será la torre noreste que se ve en la base de la Alcazaba vista desde la Vereda de la Estrella–.Viendo como está el canuto de la Alcazaba decidimos subirlo; nos equipamos y para arriba. Hay que extremar las precauciones porque en algunos pasos expuestos la piedra está mojada y nos obliga a buscar alternativas.

Una vez pasados estos primeros cincuenta metros el canuto se torna fácil y conseguimos subir el Puntal del Goterón –accedemos a él sin perder altura y a la izquierda del canuto; dejando las mochilas en el mismo, las vistas son espectaculares–.

 

Sólo nos queda el último esfuerzo y ya estamos en la cumbre de uno de los grandes de Sierra Nevada, la Alcazaba –la cual nos brinda como siempre esas vistas y ese sosiego indescriptible, ya son más de las 14:30; parada obligada para disfrutar, descansar y reponer fuerzas–.

Nos queda una fácil pateada por el Puntal de la Cornisa, Tajos Colorados y Peñón del Globo. Estando en la entrada del colaero de Siete Lagunas constatamos que aún en el canuto noreste del Mulhacén quedan dos neveros bastante grandes; y como vamos cortos de agua decidimos bajar a la laguna Altera para reponer agua desde un nevero que se encuentra encima de la misma.

Subimos al Puntal de Siete Lagunas y vemos que transitar por el vasar del Mulhacén parece complicado por los diferentes neveros que presenta. Así que debido al estado del vasar y el canuto; decidimos subir al Mulhacén por el Resuello. Debido al cansancio acumulado y al peso de los mochilones; éste hace honor a su nombre y nos hace sudar la gota gorda.

Pero al final en torno a las 21 estamos en el techo de la Península; con vivacs disponibles –pasamos la noche justo en el que está al lado, previa visita del zorro que decide ir a buscar mejores manjares en otras acampadas. Cuando estamos preparando la cena nos sorprende una multitud de polillas revoloteando de un lado para otro. Magnífico atardecer como los anteriores.

En el amanecer; en el mismo vértice geodésico hace acto de presencia un gato casero con ganas de mimo, lo cual lo hace si cabe más entrañable–.

El día se presenta duro; las rodillas se van resintiendo debido al peso que cargamos. Bajamos hasta el collado del Ciervo. Dejamos las mochilas fuera de la vista de la gente y nos acercamos a Juego de Bolos –con unas magníficas vistas y ese color rojizo característico–. Subimos por la cresta hasta el Puntal de la Caldera y regresamos a por las mochilas. Bajamos hasta el refugio de la Caldera y subimos por la senda que la circunda hasta el Puntal de Loma Pelá. Nos acercamos a Cerro Broto y también al Puntal de Laguna Larga.

Ahora nos toca bajar hasta la antigua carretera que cruzaba la sierra y bajamos a las lagunas de Río Seco para descansar un poco, llenar agua y reponer fuerzas.

Como vamos mal de tiempo, cansados y muy cargados decidimos que la arista desde Vetagrande – Los Machos – Veleta por la arista y Fidel Fierro, la haremos en mejores condiciones.

Eso no impide que nos acerquemos al Mirador de Ferrer y subamos a su Pico. Regresamos, hacemos los Raspones de Río Seco y los Crestones más altos y significativos.

Seguimos por la pista y subimos a los Machos por su cuesta pronunciada; gracias que dejamos las mochilas antes de subir.

Volvemos por donde hemos subido para recogerlas y pasar por el Paso de los Guías –aunque muy expuesto lo pasamos sin dificultad, aunque antes nos hemos equipado con arnés, casco y vaga de anclaje, así se evita cualquier imprevisto como alguna piedra suelta o resbalón– para llegar al refugio de la Carihuela –gracias que brota agua por todos lados; lo cual nos viene genial para beber, llenar y refrescarnos-.

Dejamos las mochilas y subimos al Veleta –hemos completado los grandes de Sierra Nevada. Pero son más de las 17:30 y aún nos queda un trayecto exigente y bonito hasta el refugio Elorrieta. No obstante, nos tomamos un descanso; más que merecido, y comprobamos que han equipado en su salida la Fidel Fierro–.

Nos bajamos a por las mochilas. Subimos Loma Púa y cresteamos hasta el Puntal de la Virgen –en éste; en su paso más vertical y expuesto decidimos equiparnos y hacer una cordada. Las fuerzas flaquean y ésto nos aporta un extra de seguridad–. Ya sólo nos resta seguir hasta los Tajos del Nevero y continuar hasta el refugio del Elorrieta donde llegamos a eso de las 21.

La parte abierta del refugio está llena de nieve. Pero, la cerrada está en óptimas condiciones para pasar la noche –o eso creemos; limpiamos la sala donde vamos a cocinar y cuando estamos limpiando la sala de al lado donde teníamos pensado dormir nos damos cuenta que hay gente que no se puede llamar montañera; pues en una esquina han defecado y lo han dejado ahí, lo dicho totalmente incomprensible–.

Tenemos un último anochecer maravilloso y por fin vamos a pasar la noche a buen resguardo del viento –aunque éste se deje notar durante toda la noche en los sonidos de la chimenea–.

Por la mañana, aunque ya estamos muy cansados decidimos hacer la cuerda hasta Cerrillo Redondo y así poder completar nuestra integral sin dejar atrás una parte de Sierra Nevada. Dejamos las mochilas en el refugio y al salir nos encontramos un rebaño de ovejas con su perro pastor en la vereda que debemos seguir. Este perro se toma al pie de la letra su trabajo y nos hace descender bastantes metros para sortear el rebaño. No nos hace ni pizca de gracia; pero el jodido tiene una dentadura más que convincente.

Pasamos por un Pico que no teníamos en nuestro mapa llamado Abejaruco, antes de llegar a los Tajos de los Machos; seguimos por la cuerda hasta Cerrillo Redondo y volvemos.

Justo antes de llegar al refugio, nos encontramos con dos guías del Parque Nacional y un acompañante –uno de ellos, Antonio Ramos, nos dice que le pasemos los datos para que nos certifiquen oficialmente nuestra integral. Lo cual nos produce una gran satisfacción y nos da aún más fuerzas para completar el intenso y duro día que nos queda–.

Recogemos las mochilas y nos encaminamos hacia el Tozal del Cartujo. Bajando nos encontramos con un montañero acompañado de su perro; este hombre nos dice que su perro se ha negado a subir al Tozal. Cuando llegamos a la cuerda nos damos cuenta el por qué. Hace mucho viento; nos dificulta sobremanera nuestro caminar hasta el punto de muchas veces hacernos perder el equilibrio y zarandeándonos de un lado para otro.

A pesar de viento, subimos el Tozal del Cartujo, Tajos Altos y por fin nuestro último tres mil: el Cerro del Caballo. Son las 13:30 de nuestro cuarto día.

Lo que no sabemos aún es la infinita y pronunciada bajada que nos queda hasta el pueblo de Lanjarón. La hacemos por la antigua vereda que comunicaba los refugios que se hicieron en el siglo pasado por temas de reforestación.

Bajamos hasta el refugio del Caballo, donde reponemos fuerzas y llenamos agua de un nevero que vierte en su laguna.

Seguimos un bonito sendero que nos conduce hasta el refugio de Ventura; pasando antes por el de Lanjarón. Pero desde éste hasta el refugio de Tello seguir el sendero se hace prácticamente imposible; por lo que tenemos que seguir muchas veces el carril que transita por el valle.

No sé quién se tiene que hacer cargo de su limpieza; pero es una pena que un sendero que discurre por un paraje tan precioso y espectacular no se pueda transitar.

Llegamos a Tello a eso de las 18:30. Descansamos, nos mojamos los pies en el pilar de su entrada y sobre las 19:30 nos marchamos –aunque antes hemos conversado con un cicloturista que venía de República Checa, que había atravesado Portugal y estaba haciendo la Transnevada; casi ná y sólo como la una–.

Por fin a eso de las 21:00 llegamos a Lanjarón.

A pesar del palizón de estos cuatro días, el resentimiento y cansancio físico; nos invade un sentimiento de satisfacción desbordada. Por fin podemos afirmar que hemos completado una Integral de Sierra Nevada.

Dar las gracias y estar tremendamente agradecidos a Antonio Ramos – guía e intérprete del Parque Nacional y Natural de Sierra Nevada – por la realización del diploma que nos acredita como tales.

Que decir de los dos magníficos acompañantes de esta travesía – Antonio Villalba y Juan Luis Vega –; recoconerles la paciencia, el esfuerzo y en definitiva todos los imborrables recuerdos que hemos atesorado durante la misma; y agradecerles enormemente que se embarcaran en esta locura común.

No me quiero olvidar de Lourdes que nos acercó al Puerto de la Ragua y por su infinita paciencia en su preparación –TQPS–; ni de mi vecino Antonio que fue a recogernos a Lanjarón tan amable y sonriente como siempre.

En total 109 km y un acumulado de 6.749 m.

Un cordial saludo. Ismael.

2 y 3 de febrero de 2019 – Subida al Cerro del Caballo (Sierra Nevada)

Para empezar la crónica de la salida a Sierra Nevada, programada para el fin de semana del 2 y 3 de febrero, comencemos por el principio de la semana, cuando todos los modelos meteorológicos daban una previsión de que un frente cruzaría y dejaría lluvia y nieve, fuertes vientos, pese a todo fue finalmente el jueves por la noche cuando ya dejamos previsto que intentaríamos hacer los previsto, aun cuando el viernes y el sábado aun tendríamos los efectos del frente. Quedamos finalmente a las 6 de la mañana en el Miramar de Fuengirola para salir hacia el pueblo de Lanjaron, donde comenzaríamos la ruta, tras llegar a Motril, la cosa no pintaba nada bien, durante la subida hacia Lanjaron comenzó a llover y podíamos ver como la zona de cumbres de la sierra estaba completamente cubierta de nubes. Tras aparcar y desayunar en el pueblo, aprovechamos una pequeña tregua, después de preparar todo el material, comenzamos la subida hacia el refugio de Tello, la ruta comienza desde el propio pueblo de Lanjaron, empezamos remontando una fuerte subida entre cortijos para poco a poco ir tomando altura por el barranco del río Lanjaron, durante esta parte nos comenzó a nevar y aunque estábamos a resguardo de los fuerte vientos que azotaban las cumbres, el aire también se dejaba notar.

Llegados al refugio de Tello, una parada para reponer fuerzas y ver cómo íbamos a plantear la situación, ya que los vientos en las cimas eran cada vez más fuertes, así que decidimos quedarnos en Tello y al día siguiente madrugar y ver como seguía la situación. Aprovechamos la tarde para escalar en tronco y hacer un buen fuego en la chimenea del refugio y contar historias de montaña.

La tarde fue bastante desapacible, con fuertes rachas de viento y al mirar hacia las altas cumbres aún se notaba que estaban completamente bajo una espesa niebla, y el termómetro marcaba -8ºC, así que continuamos quemando madera para mantener algo confortable el interior del refugio.

Tras una noche agradable, madrugamos y nos encontramos que la situación no había remitido aún, y que continuaba el fuerte viento, así que nos quedamos en el saco, ya al amanecer y desayunar comprobamos que el viento por fin paraba y aunque tarde decidimos adentrarnos hacia las cumbres e intentar subir a Peña Caballera, consiguiendo llegar y después nos colocamos los crampones para descender por una gran pala de nieve, continuar por la senda y regresar al refugio y tras una pequeña para continuar el descenso y llegar a Lanjaron. Un gran fin de semana aunque la montaña no nos dejase hacer lo que teníamos previsto en un principio, pero la seguridad es lo más importante y las montañas siempre estarán hay esperándonos.

 

 

Agradecer a Antonio Villalba  e Ismael González por la organización de la ruta, y a los demás Esau, Lourdes y Alexandra por los buenos ratos compartidos.

 

 

Subida al Teide – Junio 2018

El pasado mes de junio; tres miembros del club (Lourdes Jabalera, Juan Llamas e Ismael González) nos fuimos a tierras canarias para subir el techo de España desde la playa (ruta 0-4k). Un reto que teníamos pendiente desde algunos años atrás y al fin lo hemos conseguido.

Pero aprovechando el viaje decidimos visitar también la isla de La Palma. Impresionante en su conjunto y demasiado corta su visita para todo lo que se puede patear en la misma. Aunque cabe decir que los dos días que estuvimos los aprovechamos de sobra. La recorrimos de norte a sur y de este a oeste.

Primero hicimos La Caldera de Taburiente:

Para acabar el día nos fuimos al sur de la isla a la Playa del Faro de Fuencaliente:

El segundo día en La Palma nos fuimos a patear por sus famosos bosques de laurisilvas e hicimos la impresionante rutaBosque de Tilos y los Nacimientos de Marcos y Cordero:

Para luego por la tarde bañarnos en las Playas Naturales La Fajana y Charca Azul; y visitar la impresionante Playa Nogales:

Aunque nos quedó mucho por ver (Subir al Roque de los Muchachos, La Ruta de las Estrellas por la Cumbres de la Caldera de Taburientes, Los Bosques del Cubo de La Galga… así tenemos la excusa del volver algún día) nos fuimos a Tenerife a intentar el propósito de nuestro viaje: subir al Teide desde el nivel del mar.

Eran las 6 de la mañana del viernes 22 de junio de 2018; cuando salimos desde La Playa del Socorro:

Nos acompañaron las nubes bajas como todos los días; pero la sensación de humedad y la manera de sudar nos hizo pensar que a lo mejor no seríamos capaces de conseguir el reto. No habíamos sudado tanto en la vida y no teníamos la posibilidad de agua hasta el refugio Altavista (3.270 m):

Pero la cosa cambió al salir del mar de nubes superados los primeros mil metros de acumulado positivo:

Y aún más al superar los dos mil metros de acumulado y empezar a divisar nuestro objetivo; aunque lejos todavía:

Aún nos quedaba otro mal trago al tener que superar el desierto de aproximación a la Montaña Blanca en las horas de más calor, en torno al mediodía. Pero el ánimo no decaía:

Por fin a eso de las 5 de la tarde ya podemos divisar el refugio Altavista:

Ya tenemos El Teide a menos de 500 metros de desnivel positivo. Pero eso lo haremos muy temprano al día siguiente para ver amanecer en el mismo. El atardecer en el refugio es maravilloso (la única pega es que al ser accesible vía teleférico o bastante fácil desde el parking de Montaña Blanca, el ambiente no es lo montañero que a uno le gustaría):

El sábado 23 de junio nos toca madrugar si queremos ver amanecer en la cumbre del techo de España. Nos levantamos a eso de las 5 de la mañana, desayunamos y para arriba. Ya falta poco; serán por las ganas, por la paliza del día anterior o por la mejor aclimatación del cuerpo la subida aunque pronunciada la hacemos a muy buen ritmo y mejor ánimo. Bastante antes del amanecer hacemos cima en los 3.718 m del Teide. Y aunque estamos recién estrenado el verano; éste nos recibe con bastante frío. Tenemos que echar mano de todo el abrigo que llevamos pero disfrutamos de uno de los mejores amaneceres que hayamos visto. El esfuerzo ha merecido la pena:

Ya sólo nos queda bajar hasta la cabina del teleférico y esperar el trajín del mismo. Hemos decidido bajar antes para poder aprovechar la tarde y visitar en el nordeste de la isla el Parque de Anaga, tan espectacular como los de La Palma:

Nos queda decir adiós a la increíble semana que hemos pasado por tierras canarias; pero, como nuestro vuelo sale por la tarde aprovechamos para visitar los Acantilados de los Gigantes y quedarnos con la pena de no poder hacer el Barranco de Masca debido a la clausura del mismo por efectos del temporal de primeros de año que sufrió la isla. Ya tenemos una excusa más para volver:

Agradecer a Juan Llamas, gran amigo y montañero la posibilidad de culminar un reto común.

Y que decir de Lourdes; como siempre me deja sin palabras.

Un saludo, Ismael.

Corredor de Ubeire – Cerro Almirez – 24 de febrero de 2018

El pasado 24 de febrero, un grupo de socios del club realizamos el Corredor de Ubeire y el Cerro del Almirez en la Sierra Nevada almeriense. Organizada por el club y coordinada como siempre con mucha meticulosidad  por  nuestro socio Ismael González, partimos desde Mijas Costa sobre las 6 de la mañana. El trayecto hacia la zona de partida es largo, ya que hay que dirigirse hacia las localidades de Guadix (Granada) y posteriormente llegar a las cercanías de Fiñana ya en la provincia almeriense.

Para acceder al inicio de la ruta, subimos por una pista forestal cercana a Fiñana que se encuentra en buen estado, los tramos finales debido al hielo, nos hace que dejemos el coche aparcado y accedamos andando al inicio de la ruta que parte de un cortafuegos.

Estamos en el inicio de la ruta a unos 1.650m de altitud, tenemos frente a nuestra vista un largo cortafuegos repleto de nieve, franqueado por un fantástico pinar. La subida se hace pesada, parece que nunca llega el final, son 3 km de constante subida, no exigente pero como digo se hace pesada. La suerte que tenemos es que el estado de la nieve es excelente, nieve dura, el día soleado acompaña y no hace mucho frio. Después de una hora de subida llegamos a un punto, donde viramos hacia la izquierda, ahora ya estamos a unos 2.000 metros, atrás se puede ver el largo cortafuegos, toca hacer una parada y calzarse los crampones y coger el piolet. Unos pocos metros más hacia delante y… ya vemos el corredor, una brecha impresionante en la roca.

El Corredor de Ubeire, está considerado ideal para iniciarse en este tipo de actividad, no es muy largo, su longitud de unos 1,5 kilometros, sus pendientes oscilan entre el 30%  y 40%,  lo que lo hacen muy atractivo para un principiante.

La entrada al corredor  está a unos 2.050m de altitud… es ancha, la nieve en optimas condiciones, no se puede pedir más…vamos pa’rriba.

La ascensión la hicimos en fila india, no necesitamos otro tipo material del propio que llevamos, crampones y piolet, no encontramos en ningún tramo hielo.

Impresionante corredor, mires hacia arriba o mires hacia abajo el espectáculo está asegurado. Grandes paredones  de roca a derecha a izquierda, el grupo impresionado de lo que ven nuestros ojos no paramos de hacer fotos para el recuerdo. Aunque no sea una zona muy transitada nosotros pudimos cruzarnos con un par de grupos de montañeros que también cogían el corredor. Son las 12h15m y llegamos a la salida del corredor, la ascensión con un desnivel de 400 metros la hemos hecho en 1h30m, y nos hemos quedado con ganas de más. Una breve parada para tomar algo y nos queda las últimas ramplas para subir al Cerro Almirez.  Se hacen pesados los últimos metros,  pero el grupo al completo hicimos cima en el Almirez (2.519m) a las 13h05m.

El tiempo en la cumbre sigue respetándonos, algunas nubes propias de la alta montaña, pero nada de frio, foto de grupo y toca bajar.

La bajada la hicimos por el lado opuesto al corredor, por una loma con alguna pendiente que sorteamos de nuevo provistos de crampones y piolet. El final de esta loma nos lleva de nuevo al cortafuegos, donde nos llevará de nuevo al carril forestal donde acabará nuestra ruta.

El resultado final han sido 9,570 Km de recorrido, realizado en unas 7h, con un desnivel acumulado de 897 m, en un día extraordinario para la practica del deporte de montaña.

Los miembros que realizamos  esta ruta fuimos: Ismael González, Lourdes Jabalera, Rafael Ramos, Francis Pérez, Salva Gómez y el que escribe y  aporta las imágenes, Cristóbal Gambero.

Os dejamos un enlace con más fotos:

https://1drv.ms/f/s!AvrIyKaiWJlvrHrZBYYo4qKaWPXJ

Cumbre de Extremadura – Calvitero – Puente de Mayo 2017

VALLE DEL JERTE-CUMBRE TORREON CALVITERO (EXTREMADURA) 29,30 ABRIL Y 1 DE MAYO DE 2017

El fin de semana, coincidiendo con el puente de Mayo, 5 socios del club realizamos varias rutas en tierras salamantinas y extremeñas.

Nuestro plato fuerte era la subida al Torreón Calvitero (techo de Extremadura) con sus 2.400 metros de altitud y así seguir sumando cumbres dentro del proyecto “17 cumbres” que estamos realizando para el club. Las malas condiciones meteorológicas hicieron que variáramos un poco los planes y cambiáramos el día de la subida a la cumbre del Calvitero, aun así disfrutamos también del impresionante espectáculo que nos brindó la naturaleza visitando unas impresionantes cascadas en el Valle del Jerte.

Sábado 29: Salimos de Mijas Costa sobre las 9h30m, nos espera por delante más de 6 horas de camino y 600 kilómetros en coche, nuestro destino final era el precioso pueblo de Candelario en Salamanca a 1.130m de altitud, elegimos este pueblo no solo por el enclave en el que está, la bonita sierra de Béjar, sino porque logísticamente para las rutas que queríamos realizar era la mejor opción, a un paso del Jerte y a otro del Calvitero. Pasear por Candelario es como retroceder en el tiempo, calles empedradas, grandes casas con unas balconadas de madera que nos recuerda que tuvo un pasado glorioso y sobre todo el sonido del agua, una red de acequias recorre todo el pueblo dando así más belleza al entorno, nos alojamos en la Posada de Candelario un establecimiento con ambiente rural muy recomendado.

Domingo 30: Nos espera una larga jornada hoy , amanece lloviendo pero esto no nos impedirá que nos recorramos de punta a punta el precioso Valle del Jerte, a una hora en coche de Candelario empezamos visitando la cabecera del valle con pueblos como Tornavacas, Jerte, Cabezuela del Valle, Navaconcejo….decidimos pararnos en Torno. Rodeado completamente de cerezos, que ya en esta época están vestidos de su tupido traje verde y con las cerezas aun prematuras emprendemos una pequeña rutita de 3 kilómetros que nos sirvió para estirar las piernas y tener unas vistas tanto de Torno como del propio valle, realmente impresionantes. Entre las localidades del Piornal y Valdastillas se encuentra la Cascada del Caozo, un pequeño sendero pegado a la carretera nos lleva frente hasta ella, sorprende la fuerza del agua y su belleza, al final de recorrido hay una pasarela de hierro donde nos echamos unas fotos, es una visita obligada dentro del Jerte, reponemos fuerza con exquisitos productos de la tierra y a por la siguiente….

.y la siguiente no es menos espectacular, son las Cascadas de Nogaledas en la localidad de Navaconcejo, un entorno realmente mágico, su acceso es por una estrecha vereda con abundante vegetación donde los fresnos, robles y alisos junto al cantar de las numerosas especies de pájaros te hace sentir que el sitio de único. Vamos remontando hasta 7 torrenteras, todas con una belleza sin igual.

Para rematar el día ya atardeciendo nos adentramos en un gran bosque de robles, estamos ahora en la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos entre los pueblos de Cabezuela del Valle y Jerte. El entorno de la Garganta de los Infiernos es precioso y de una gran riqueza natural, con numerosos saltos de agua y cascadas en sus innumerables arroyos y riachuelos que forman una red de afluentes sobre la garganta principal, que vierte finalmente sus aguas al río Jerte. Uno de los puntos de interés más conocidos y espectaculares de la Garganta de los Infiernos son la zona de Los Pilones, con sus marmitas de gigante, pozas donde fluyen y se remolina las aguas que vienen del deshielo , finalmente cenamos y pensar en la ruta de mañana al Calvitero.

Lunes 1: El día amaneció esplendido, algo de frio pero con un sol radiante. Partimos en coche desde Candelario hacia la Plataforma del Travieso que se encuentra a unos 1.850m, en la misma sierra de Béjar. Ascendemos por una suave loma señalizada con hitos de piedra que nos llevará hasta el Canchal de la Ceja a 2.428m, previamente atravesamos varios neveros donde se hizo necesario el uso de crampones. Seguimos la cuerda dirección Este que nos llevará al Torreón Calvitero entre piornales todavía helados, el frio a esa altura con un viento ligeramente moderado se hace patente, rondaremos los 0 grados. Disfrutamos de unas vistas impresionantes a nuestra izquierda la Sierra de Gredos y las Lagunas del Trampal a nuestra derecha las amplias llanuras castellanas. Pronto llegamos a la Portilla de las Agujas, de inconfundible belleza. Desde aquí obtendremos una gran vista del Circo de Hoya Moros, con grandes bloques de roca depositados en su cuenca glaciar y donde destacan dos picos gemelos conocidos como los Hermanitos de Hoyamoros o los Dos Hermanitos. Aquí nace el río Cuerpo de Hombre que más tarde tributará sus aguas al Tormes, afluente del Duero.

Nuestro objetivo está cerca, ya lo vemos, pero antes nos espera el Paso del Diablo un pequeño destrepe que nos hace tomar precaución, porque aunque la piedra tiene un buen agarre el hielo depositado en la misma nos puede causar un disgusto, este paso está equipado con una cadena, lo pasamos con poca dificultad. Ahora sí, a escasos 200 metros ya alcanzamos la cumbre del Torreón Calvitero a 2.400 de altitud el techo de Extremadura, en un torreón de piedras de unos 3 metros donde se enclava el vértice geodésico, allí la foto de rigor y otra cumbre más para el del club. La ruta, que la hacemos circular, tiene una larga bajada, bordeando Los Hermanitos y bajando hasta el circo, donde enormes bloque de piedra nos hace pensar en que allí hubo un día un gran glaciar. Después de casi 9 horas de caminata, 14,400 m y un desnivel cercano a los 1.000 m , llegamos de nuevo a la plataforma del Travieso donde termina nuestra ruta que transcurrió en un 95% por territorio castellano leonés.

En resumen, estos días han servido para descubrir un rinconcito de nuestra península que nos impresionó por su gran belleza.

Los participantes fueron Lourdes Jabalera, Ismael González, Juan Llamas, Antonio Romero y Cristóbal Gambero, también nos acompañó las esposas de estos socios en las rutas de las cascadas.

Agradecer sobre todo el gran trabajo previo del compañero Ismael González, de cómo planificó las rutas, del trabajo durante ellas y sobre todo por su gran profesionalidad a la hora de afrontar y ayudar a los demás componentes del grupo en algunos pasos algo complicados.

Un saludo. Cristóbal Gambero.

Subida a Sierra Mágina por el Gargantón – 11 de marzo de 2017

El dia 11 de marzo, fuimos varios miembros del club Almoradú a intentar hacer este pico que es techo provincial de Jaén, entre los que estábamos Antonio Romero, Lourdes e Ismael, y un servidor, Javi Ruiz. Cabe decir que este pico ya es la tercera o cuarta vez que lo tenemos que cancelar por distintos motivos, algunos del grupo incluso hasta siete veces, por lo que lo primero que hice al sonar el despertador fue mirar el móvil a ver quien se había puesto malo, y bingo, tenía una llamada perdida y varios whatapps.  Nada que no se pudiese solventar, me habían informado mal de la hora de quedada y ya estaban abajo esperándome, afortunadamente solo perdimos veinte minutos.

Después de ese ajetreado despertar, pusimos rumbo hacia Bélmez de la Moraleda, nuestro pueblo de referencia, que se encuentra casi al pie del barranco del río Gargantón, por el que íbamos a subir. Paramos a desayunar en una venta justo al pasar Granada, y llegamos al pueblo alrededor de las 9 de la mañana, buena hora para empezar a andar. allí cogimos la pista del río Gargantón, la cual figura en google maps, por lo cual este inicio de ruta es muy fácil de encontrar. Dejamos el coche en un cruce justo al pasar el puente sobre el río, y comenzamos a andar por un sendero junto al río, el cual vadeamos varias veces por unos puntes de madera, y otras por donde pudimos, y fuimos remontando el barranco, el cual presenta unas formaciones de rocas realmente espectaculares, dignas de ver. Llegamos a un punto en el que el barranco se bifurca en dos, tomamos la variante de la izquierda. continuamos caminando hasta el lugar en que la ruta se convierte en circular. Seguimos hacia la derecha, en dirección hacia la Fuentezuela, un pilón en el que nos refrescamos y recargamos agua, pues el día, a pesar de la fecha, era soleado y hacía un calor considerable, y yo encima me había llevado los pantalones de invierno.

Ahora empezaba la parte más dura de la ruta, una fuerte subida hacia la cuerda superior de la sierra, fuera de sendero, de unos 400m de desnivel, con terreno un poco suelto y cubierto de sabinas que hacia un poco incómodo el avanzar. Tomamos como referencia un gran árbol y nos fuimos dirigiendo hacia él cada uno a su paso. Alguno llegó maldiciendo al guía, jeje. Ya estábamos en la cuerda superior, rondando los 2000m, ahora tocaba seguir la cresta durante un par de horas cruzando toda la cresta cimera de la sierra, hasta el pico mágina. A medio camino nos encontramos con el refugio de miramundo, el cual pude gratamente comprobar que ha sido restaurado recientemente, pues la última vez que que estuve hace tres años estaba ruinoso y con riesgo de derrumbe del techo. Ahora lo han dejado perfecto, todo restaurado con ventanas y puertas nuevas, algunas sillas, mesa, una caja con primeros auxilios, libros, y la parte superior acondicionada como dormitorio. Hicimos una parada para el bocata, descansar un poco, y volver a ponernos en marcha con más energía.

Sobre las tres de la tarde llegamos al pico Mágina, no sin antes equivocarnos y creernos que era la lomita anterior que cruzamos, pues el pico Mágina desde el lado que nosotros lo abordamos, es de esos que parece que nunca llega, y lo confundes con otros piquitos que cruzas antes. Fotos de rigor, y tirando millas para abajo, que ahora si hacía un viento y un fresquito que no tenía nada que ver con el calor que habíamos pasado antes.

Bajamos por la cara sur, siguiendo mas o menos lo que sería la ruta tradicional, señalizada. La bajada se hizo bastante dura, el terreno estaba bastante suelto y pedregoso, lo que la hizo muy incómoda y larga, pero atravesamos un espectacular bosque de pinos centenarios que la amenizaron y hicieron de broche final a una ruta que no tiene desperdicio, tanto la subida con esas formaciones en el barranco, la cresta con sus vistas y el refugio, y la bajada a través de ese bosque espectacular.

Llegamos al coche sobre las 6 de la tarde, y paramos en el pueblo a tomar una cerveza y lo que la acompaña, antes de tirar de vuelta a málaga, después de un gran día de montaña en buena compañía.

Foto de salida
Puente sobre rio Gargantón
Nacimiento rio Gargantón
Nuestro amigo Ismael
Donde se ve el puntito blanco hay que subir
Foto de amigos
Parada para reponer fuerzas
Comienzo del gran calenton
Que grande eres Lourdes
Antonio, un esfuerzo más
El grupo después del subidón
Pisando nieve
Ya esta más cerca el puntito de antes
Que relejación
Miramundos
A tiro de piedra lo tenemos
El mal de altura
Pose 1
Pose 2
Pose menos acrobática
Pose 4
El grupo en Pico Mágina
Bajando vamos
Seguimos en ello
Contemplando la choza de pastores
Cartel Informativo
Que grande
Repostando después del gran esfuerzo
Posando sobre la fresca agua

Expedición Jbel Toubkal – 26 de febrero de 2017

Buenos dias, el pasado 26 de febrero tres miembros del Club Almoradú, Ismael González, Rafael Ramos y Cristóbal Gambero junto a 4 amigos más, hicimos cumbre en el Jbel Toubkal (4.167 m), la cumbre más alta de Marruecos y del Norte de Africa. Lo hicimos en dos jornadas, la primera partimos del pueblo de Imlil a 1750m hasta el Refugio de Les Mouflons a 3.200 m, allí dormimos y aclimatamos para el siguiente día atacar muy temprano la cumbre del Jbel Toubkal. Una subida muy empinada ya que en 3,5 km tuvimos que superar un desnivel de 950 m hasta alcanzar los 4.167 m, es una ascensión tecnicamente fácil, solo se podría presentar problemas por el mal de altura, que en nuestro caso no se presentó. Las condiciones meteorológicas fueron estupendas, tiempo despejado, sin viento y sin nada de frio. Después de unas 3h30m de subida sin descanso, a las 11h30m hicimos cumbre, un paisaje increíble, el Atlas marroquí es impresionante. La bajada la realizamos por el mismo sitio, ruta conocida como Ikhibi sur hasta el Refugio de Les Mouflons y de ahí de nuevo a Imlil. En definitiva unos magníficos días en un país que nos sorprendió por sus paisajes y gentes.
Cristóbal Gambero.

facek-9 facek-11 facek-13 facek-15 facek-19 facek-24 facek-26 facek-28 facek-30 facek-32

Salida a Sierra Nevada – 13 y 14 de agosto de 2016

Los pronósticos meteorológicos anunciaban un día bastante caluroso; por lo que nos tocó madrugar para poder así evitar en lo posible que, el sofocón de la subida no se nos juntase con el que nos tenía reservado nuestro querido “Lorenzo”.

Como un reloj casi suizo, con un cuarto de hora de adelanto (04:45); Antonio Romero ya estaba preparado y con todo cargado para que fuésemos a recoger a Juan a Torremolinos. No tuvo tiempo ni de acicalarse, antes de lo previsto estábamos en su puerta requiriendo su presencia.

Los tres con buen talante y humor, pese a la hora, nos pusimos en camino. Decidimos desayunar en Güejar Sierra donde siempre. Al llegar, nos percatamos que había más gente y luminosidad de la habitual, estaban en fiestas. No tuvimos ningún tipo de contratiempo exceptuando la mayor espera en el preparo del desayuno; que aprovechó Antonio incitado por Juan para completar el desayuno con unos churros que trajo de la plaza.

Sobre las ocho de la mañana estábamos ya en el Barranco de San Juan (1.181 m), y un cuarto de hora más tarde cargados con los mochilones nos pusimos en marcha. Subimos de una manera suave y cómoda por la Vereda de la Estrella, con el frescor del río Genil y el que proporciona la abundante vegetación. Vamos andando -de forma amena y hablando de todo lo que tenemos por delante- entrecastaños, quejigos, encinas, robles y arces; aunque el más representativo es el castaño centenario “Abuelo” de tronco enorme y retorcido.

A unos 5 km del inicio bajamos al Puente del Burro (1.310 m) donde empezará nuestra subida interminable. Tras un descanso ascendemos por la Cuesta de los Presidiarios serpenteando por un bosque de cipreses primero y luego más arriba por robles y pinos. Nos llevamos el primer calentón del día; pero al llegar arriba (1670 m) las vistas de las “Nortes” que nos proporciona la sierra mitigan y alivian cualquier suplicio.

Tras las fotos pertinentes nos ponemos de nuevo en camino; ya tenemos a tiro el refugio de La Cucaracha (1.780 m), al que llegamos sobre las 10:45. Descansamos y tomamos un tentempié bajo el gran nogal que hay en su puerta. En el interior nos encontramos con lo de siempre, algunos se creen que el camión de la basura pasa por lo menos una vez a la semana.

Tras una media hora larga nos ponemos de nuevo en camino. Conforme vamos subiendo la Loma del Calvario -hace muy buen honor a su nombre- la vegetación de pinos se queda atrás; el calor se va notando cada vez más por la hora que es, la altura a la que aún estamos y el calentón que llevamos. En definitiva, va haciendo mella, y las paradas cada vez se hacen más necesarias y continuas.

Sobre las 14:00 y una vez subida la Cuesta de La Barraca (2.600 m) decidimos parar a almorzar. Comemos con tranquilidad, picoteamos de todo lo que llevamos y le metemos mano al gazpacho que Antonio lleva todavía casi congelado (cómo no le va a pesar la mochila!!!).

Y seguimos para arriba con bastante calor. Gracias que antes de llegar a los Prados de Vacares (2.800 m) nos encontramos con un lagunillo que lleva agua fresquita; porque Antonio todavía tiene su agua y sales congeladas, y ya ha dado buena cuenta de las mías. Así que reponemos y ya vamos viendo nuestro techo del día: Puntal de Vacares (3.143 m).

Paramos en el vivac de piedras que hay debajo del Puntal de Tajos Negros, ya que nos proporciona un majestuoso mirador para recrearnos en las maravillosas vistas de los grandes colosos de Sierra Nevada. Pero nuestra mente no para de rebuscar en nuestro disco duro para visualizar las mismas con ese manto blanco de nieve que le proporciona el invierno, haciéndolas aún más sublimes si cabe.

Tras un llaneo ascendente llegamos debajo del Puntal. Aunque ya bastante cansados, pero como dice Juan “No hay dolóóóó”; nos pegamos el último calentón del día y tras una corta pero dura subida y una interesante trepada final estamos en el Puntal de Vacares. Nos ofrece unas vistas estupendas y nosotros lo celebramos por todo lo alto, incluida la bota de vino de Juan.

En este duro día sólo nos resta continuar por la divisoria hasta el Puntal de Calderetas y descender a las lagunas del mismo situadas en su vertiente Este a unos 2.900 m, donde nos espera el merecido descanso después de haber subido 2.200 m de ascenso acumulado y alrededor de 18 km y medio. Se nos olvidó reservar habitación en los vivacs más comunes así que nos tuvimos que conformar con el presidencial. Cualquiera de ellos está catalogado muy por encima de 5 estrellas; yo me cansé de contar.

Cenamos algo calentito, preparamos los sacos, nos abrigamos y por supuesto antes de irnos a dormir dimos buena cuenta del ron. Juan como acostumbra lo acompañó de su cigarro. Antonio parece que no le echó lo suficiente a la cola y ésta le hizo no conciliar bien el sueño. Así que lo mismo te lo encontrabas de pie, dando vueltas en el saco o roncando mucho menos de lo habitual en él. Nada que ese fastuoso manto de estrellas no pudiera solventar. Eso sí, las Perseidas no nos esperaron y nos tuvimos que conformar con alguna que otra estrella fugaz, satélites, buena conversación y por supuesto la visita del zorro, era joven y al parecer le gustaba tener más y mejor compañía.

Nos levantamos con las primeras luces del día, desayunamos bien y recogimos todo. Los cuerpos reflejaban la paliza del día anterior y presagiaban la que nos esperaba hoy. Nada más empezar otro calentón buscando el collado, eso no tiene que ser ni güeno -como dice Juan-.

Una vez arriba buscamos el vasar superior de la Alcazaba que empieza debajo del Puntal del Goterón. En menos de un cuarto de hora andando por el mismo llegamos al canuto de la Alcazaba. Al principio impresiona bastante y la primera vez que uno lo hace siempre sale la expresión “Por ahí hay que subir”; pero una vez se empieza a subir no es tanto, además de mostrar unas vistas estupendas si te sientes bien mirando hacia abajo. Eso sí, hay que extremar las precauciones, y sobre todo tener mucho cuidado con la piedra suelta. Estos 300 m de subida vertical nos vuelven a dar un buen sofocón, gracias que es temprano y la temperatura es agradable. Aun así llegamos arriba con las pulsaciones a tope y un buen subidón de adrenalina. Coronamos la Alcazaba (3.371 m), la señora de la sierra sobre las 10.30 de la mañana. Ésta como siempre nos brinda unas vistas magníficas y a esa hora nos otorga la tranquilidad en ausencia de gente que se agradece enormemente. Vamos pensando en la posibilidad de bajar a la Mosca para almorzar y regresar por Valdecasillas. Retrasamos la decisión para cuando lleguemos al Collado del Ciervo, según vayamos de tiempo.

Buscamos el Colaero del Peñon del Globo, lo bajamos y decidimos llenar agua y refrescarnos un poco. Luego nos toca subir por el Colaero de Siete Lagunas; por suerte es la última subida dura. No obstante el cuerpo lo acusa, son muchas subidas y en alta montaña.

Nos encontramos en la entrada al vasar del Mulhacén, sendero estrecho que discurre sobre una altura media de 3.140 m sobre la norte del Mulhacén. La primera idea es “Yo por ahí no paso, estamos locos”. Sólo hay que mirarle la cara a Antonio; pero tras una charla tranquilizadora nos adentramos en él y sobre todo lo disfrutamos. Las expresiones faciales van cambiando y damos rienda suelta a todas la emociones que nos presenta. Hay que decir que no es tanto como parece en esta época del año; no tiene pasos expuestos y complicados de gran consideración, exceptuando un destrepe en este sentido. Eso sí, no es apto para personas que sufran de vértigo. Sigo pensando que da más impresión desde fuera que una vez que estás dentro. Destacar la fuente del Viejo Lobo, que emana de la piedra en el propio vasar y nos vino de perlas.

Una vez salimos del vasar llegamos al Collado del Ciervo (3.186 m) son casi las 13:45; decidimos bajar a comer a la Mosca (2.934 m), descansar un rato y regresar por Valdecasillas en vez de ir a Juego de Bolos (3.019 m) y Laguna Larga (2.784 m) y bajar por Valdeinfiernos hasta Cueva Secreta (1.760 m). Buena decisión!!!

La Mosca nos recibió con menos gente y su encanto habitual. Sin duda una de las mejores lagunas de toda la sierra. Nos vino muy bien para la pequeña siesta en su orilla; ya a punto de salir llegó un grupo más numeroso y ruidoso que iba a pasar noche allí.

Sobre las 15:30 iniciamos el pronunciado descenso de las Chorreras de la Mosca. Mucho mejor hacerlo en bajada que cargado en subida. Aquí bien se podía parafrasear a Cervantes “En una gran cuesta de Sierra Nevada, de cuyo nombre no quiero ni acordarme….” Conforme bajamos se iba notando la calor; se hizo más notable bajando de la Majá del Palo hacia Cueva Secreta con el sol de frente. Decidimos parar en el puente de madera que sirve para subir al Refugio del Aceral y la Loma de Vacares. Nos vino bien refrescarnos. Antonio metió los pies, pero yo no pude contener el impulso de pegarme un remojón completo, en la poza debajo del puente. Sin duda agua fresquita que mejoró mucho nuestros castigados cuerpos.

Eran sobre las 18:15 cuando regresamos por la Vereda de la Estrella, se hizo bastante pesada y eso que la temperatura que nos hizo era bastante buena y casi todo el rato a la sombra. Todos teníamos ganas de llegar ya a los coches, pusimos ritmo automático  y casi ni disfrutamos de uno de los mejores senderos que se incluyen en los recopilatorios de las mejores rutas de senderismo.

A eso de las 20:45 estábamos de nuevo en el Barranco de San Juan tras dos duros e intensos días con algo más de 44 km recorridos, 2.850 m de ascenso positivo y 2.777 m de descenso. Cervecitas, tapeo correspondiente y para casa.

Agradecer la compañía de Antonio y Juan. A pesar del palizón que nos dimos seguro que seguiremos haciendo travesuras de las nuestras. Sí Antonio, cuando se te pase el cansancio, se curen las ampollas, etc, ya verás como te vienes de nuevo. El año que viene preparamos una de tres días….

Os paso los enlaces a los vídeos que ha montado Juan:

https://goo.gl/photos/xqMxk1GQFGhF1jLMA

https://goo.gl/photos/L21UjkwPssf5ksv98

https://goo.gl/photos/nJbCGHDQbPWoAxNg8

Un cordial saludo, Ismael.

Ascensión al Aneto – 18 al 21 de marzo de 2016

Entre los días 18 al 21 de Marzo, 7 miembros del club partimos hacia tierras aragonesas para pasar unos días entre las montañas más altas de este país y seguir con el proyecto de las 17 Cumbres.

PRIMER DIA: Carretera y llegada al Refugio La Renclusa.
Partimos muy temprano desde Mijas Costa ,a las 2 de la madrugada, nos quedan por delante casi 1.000 kilometros, cruzar toda la peninsula hasta llegar sobre las 14h a Benásque, preciosa localidad en pleno Pirinéo. Allí quedamos con Fernando, miembro de Guias Boira, empresa dedicada a actividades de montaña, nos enseñó el material que debemos usar en los próximos días, raquetas, arvas, palas y sondas, etc. Partimos en la furgo hacia Los Llanos del Hospital, por el camino el espectáculo es tremendo, ríos con aguas cristalinas, pinares extensos y la gran montaña nevada al fondo. Los Llanos del Hospital es una altiplanicie en plena montaña a unos 1.700m, nuestro objetivo en este primer día es llegar al Refugio de La Renclusa, para ello nos calzamos las raquetas e iniciamos una subida con nuestras pesadas mochilas que se nos hizo un poco pesada, el paisaje que nos rodea es completamente blanco, mucha nieve caída en estas ultimas semanas, mezclado con grandes paredones de roca y grandes abetos, se nos pierde la vista ante tanta belleza… Tras 2 horas caminando ,a las 19h15m llegamos al refugio después de recorrer casi 6 kilómetros, y un desnivel de 400 metros. El Refugio de La Renclusa a 2.140m de altitud fue construido en 1916 por el Centro Excursionista de Cataluña y está enclavado a los pies del Macizo de La Madaleta un lugar montañero por excelencia, cenamos y a la cama, mañana nos toca curso de alpinismo.

SEGUNDO DIA: Curso de Alpinismo.
Nos levantamos sobre las 7 de la mañana, amaneció nublado pero no muy frío, con las primeras luces de la mañana pudimos comprobar donde estábamos, rodeados de grandes montañas y grandes pinares. Este segundo día lo dedicamos ha realizar un curso de alpinismo, para ello el guía Fernando nos llevó a un lugar cercano al refugio, cual sería nuestra sorpresa cuando ante nuestros ojos vimos una gran cascada de hielo. Las primeras explicaciones fueron acerca del material que se utiliza para escalar en hielo, diferentes tipos de piolets, las cuerdas… con gran profesionalidad Fernando nos fue enseñando a cada uno de los compañeros como deberíamos de afrontar una subida, fue muy divertido y emocionante verse colgado en esa cascada de hielo, hacer rápel sobre el frío hielo fue una experiencia única. También pudimos aprender diversas técnicas de sujeción en el hielo,con tornillos, abalakov y sus diferentes nudos. La tarde la dedicaríamos a las diferentes técnicas de encordamiento que existe, localización de objetos mediante el arva, todo esto ante una intensa y espesa nevada que nos cayó encima, a las 18h de nuevo en el refugio, cena y a descansar mañana nos espera un día duro, la subida soñada al Aneto.

TERCER DIA: Ascensión a la Cumbre del Aneto.
Apenas pudimos dormir pensando en este día, nos levantamos bien temprano sobre  las 5 de la mañana, un buen desayuno y a ponerlos todos los cacharros encima. Era de noche cuando salimos, el cielo estaba cubierto y nevaba. A las 6h 10m  empezamos a caminar, iluminados con nuestros frontales iniciamos una lenta progresión sobre una empinada ladera, se unió a nuestra subida  Jordi, otro guía de apoyo. El terreno no estaba fácil, gran trabajo de los guías habiendo huellas, nieve polvo que dificultaba el avance, después de 3h y 15m llegamos al Portillón Superior 2.908m, ha dejado de nevar y parece que los cielos quieren despejarse. Cruzamos el largo glaciar…. y ya vemos majestuoso asomando tras las nubes el Aneto, las luces son increíbles a estas alturas, todavía nos queda y vamos haciendo algunas paradas para comer algo pero sobre todo para hidratarnos. A las 11h40m llegamos al Collado Coronas 3.198m justo a los pies del Aneto, se pueden ver perfectamente la ladera final que asciende hacia la cima y los trazos en forma de zig zag que van haciendo compañeros montañeros que van delante. Van ha ser unos 200 metros de desnivel bastante exigentes, ya venimos algo cansado, llevamos 5h 30m caminando. La tomamos con tranquilidad, disfrutando ya de las vistas hacia el norte y un cielo azul increíble, Se hace interminable la subida, pero al final a las 12h45m nos encaramaos en la antecima, casi tocamos la cumbre y su gran cruz, pero todavía nos queda pasar el llamado Paso o Puente de Mahoma. Dejamos las mochilas en el suelo, nos quitamos las raquetas y nos ponemos crampones. Este estrecho  paso de unos 30m de longitud es un paso por  grandes bloques de roca, muy aéreo con una caída a ambos lados de unos 400m, algo nervioso pero con mucha cautela iniciamos este ultimo escollo. Fernando el guía, nos encordó a cada unos de los miembros, e hizo grupo de dos y tres. No se puede describir las sensaciones que siente uno cuando está en medio de la nada, jugándote la vida, tienes que estar muy atento a las indicaciones del guía y no puedes cometer ningún fallo. Con menos dificultad de la esperada terminamos este paso, frente a nosotros a unos 50 metros la gran cruz de la Cumbre del Aneto, los metros finales son emocionantes y recorre sobre todo tu cuerpo una sensación de grandeza y satisfacción. Ya estamos en el Aneto 3.404m, son las 13h 05m la cumbre más alta de Los Pirineos ya la tenemos!!!, abrazos entre los compañeros… todos llegamos a la cumbre, la foto de rigor y  sensaciones increíbles. Aquí no termina la ruta, pues hay que volver a pasarse nuevo por el Paso de Mahoma, volvimos ha hacerlo con la gran ayuda de los guía y para abajo, ha buscar de nuevo el refugio, la bajada fue algo cansada, llegamos a la Reclusa sobre las 17h20m. En total recorrimos este día 11k 260m en 11h, con un desnivel acumulado de 1.505m. En la cena celebramos la ascensención a la cumbre con una buena botella de vino, la satisfacción entre los miembros del grupo fue total, la noche se fue recordando los momentos más bonitos del gran día.
CUARTOD DIA: Dia de despedida.
Con gran pena nos despedimos de estas altas cumbres, partiendo temprano desde el Refugio de La Reclusa hacia los Llanos del Hospital donde teníamos nuestra furgo, pesada bajada con mucha nieve. Atravesar toda España hasta llegar ha nuestra querida Málaga sobre las 22h.
Cada miembro de este maravilloso grupo puso su granito de arena para que este proyecto se hiciera realidad, Antonio Villalba, Esau Perez, Fali Ramos, Ismael González, Lourdes Jabladera y Juan A. Dominguez fueron unos compañeros magnificos, autenticas personas que aman la montaña,mención especial a los  guías Fernando y Jordi con su gran entrega y profesionalidad, sin todos ellos me hubiera sido imposible culminar este gran sueño, gracias a todos compañeros.
 Un saludo.. y nos vemos en las montañas.
Cristóbal Gambero.
Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f001 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f038 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f035 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f037 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f036 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f034JPEG Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f032 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f033 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f023 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f030 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f031 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f029 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f028 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f026 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f027 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f024 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f025 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f021 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f022 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f019 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f020 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f008 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f018 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f017 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f014 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f016 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f011 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f015 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f013 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f012 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f010 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f009 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f007 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f006 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f005 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f004 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f002 Subida al Aneto 20-3-16-Cristo╠Бbal Gambero...f003