A LAS CABRAS NO LE GUSTAN LAS CASCARAS DE MONDARINAS

Las campanas de la iglesia tocaban las ocho de la mañana cuando
estaba aparcando en el mirador de Mijas. Otro grupo de
senderistas habían quedado a la misma hora. Ellos cogieron la senda
azul. Yo me decidí por la Cañada de Gertrudis. Poco a poco fui avanzando hasta
llegar al carril, allí me tuve que poner manga larga. Hacia frio. Sigo mi
sendero hasta llegar al Puerto Málaga. El espectáculo estaba
servido. Una aglomeración de nubes chocaban contra la montaña. Venían
desde el norte y se deshacian al bajar por la cañada. Aveces eran tan
espesas que ni el sol podía atravesarlas. El viento zarandeaba los
pinos y las encinas a placer. Otra experiencia mas en nuestra
Montaña. Cuando bajaba por la ermita las campanas dieron la diez, y
vuelta a casa.

PD: El próximo día que suba al puerto Málaga. Me llevo, un cartel que diga:
A LAS CABRAS NO LE GUSTAN LAS CASCARAS DE MONDARINAS.

SALUDOS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s